PG&E Recomienda a los Clientes Tener Precaución de: “No Asustarse con las Leyendas Urbanas sobre el Ahorro de Energía”

    142
    0
    SHARE

    SAN FRANCISCO, Calif.— Leyendas urbanas, mitos, folclore: llámelo como quiera. Este Halloween, Pacific Gas and Electric Company (PG&E) está desmitificando las leyendas urbanas sobre el ahorro de energía, separando la realidad de la ficción en torno a cinco mitos populares que simplemente no cuadran.

     

     

    URBAN LEGEND

    Leyenda Urbana

    THE FACTS

    Los Hechos

    Cambiar el consumo de energía a las horas pico, durante la noche, le ayudará automáticamente a ahorrar dinero.

     

     

    Cambiar su consumo de energía a las horas de la noche no le hará ahorrar dinero inmediatamente, a menos que esté inscrito en un plan de tarifas por Tiempo de Uso.

     

    El ahorro de energía en las horas de alto consumo durante la tarde y temprano en la noche beneficia a todos, reduciendo la tensión en la red eléctrica.

     

     

     

    Apagar aparatos electrónicos y electrodomésticos eliminará el consumo de energía.

     

    Un gran número de aparatos electrónicos y electrodomésticos continúan consumiendo energía, incluso cuando están apagados. Si desea ahorrar más energía, desenchúfelos cuando no estén en uso.

     

    Los aparatos llamados “vampiros eléctricos” consumen electricidad desde los enchufes cuando el equipo está apagado, y aún conectados. Los aparatos electrónicos del hogar, tales como televisores, computadoras y sistemas de entretenimiento actúan como vampiros de energía y, por lo general, chupan hasta un 20 por ciento del promedio del consumo energético en el hogar.

     

    Con sólo tocar un interruptor, los clientes pueden cortar fácilmente la electricidad de varios dispositivos conectados a una regleta, todos a la vez, ahorrando hasta  75 dólares cada año.

     

     

    Dejar una luz encendida consume menos energía, que apagándola y volviéndola a encender.

     

     

     

    Al dejar la luz encendida al salir de una habitación durante unos minutos, no ahorrará energía, en lugar de apagarla y encenderla en un periodo corto de tiempo.

     

    En un hogar promedio, la iluminación representa casi el 15 por ciento de los costos de electricidad. Apagar las luces cuando no se está en la habitación es una forma sencilla que permite a los clientes ahorrar, aproximadamente, 45 dólares al año.

     

    Los clientes pueden explorar las opciones de iluminación LED avanzada en PG&E Marketplace, una tienda que le brinda en un mismo lugar la oportunidad de comprar  todos los aparatos de ahorro de energía y consumo eléctrico- incluyendo aquellos que ofrecen reembolso de dinero a los clientes a través de un descuento -.La  iluminación LED utiliza 75 por ciento menos de energía que los focos incandescentes. Al sustituir un foco tradicional por uno LED, los clientes pueden ahorrar 10 dólares cada año.

     

     

    Los calentadores eléctricos de ambiente ahorran dinero.

     

     

    Poner en funcionamiento dos calentadores eléctricos de ambiente puede costar el equivalente a calentar una casa entera con un sistema de gas.

     

    Asegúrese de que usted está pensando en la seguridad en primer lugar. Trate de evitar el uso de calentadores individuales de ambiente. De ser necesario un calentador individual, procure no usar su sistema de calefacción central al mismo tiempo.

     

     

     

    El consumo de agua no tiene ningún impacto en el consumo de energía.

     

    El calentador de agua representa el 20 por ciento del consumo total de energía de una vivienda típica.

     

    Por cada 10 °F que un cliente disminuya la temperatura de su calentador de agua, puede obtener 5 por ciento de ahorro en los gastos de calefacción de agua, o 20 dólares cada año en un hogar promedio.  PG& E ofrece a los clientes un reembolso por la instalación de paneles o celdas solares para el calentamiento del agua, lo que les permite ahorrar energía y dinero. Con los paneles solares para el calentamiento del agua, los clientes pueden reducir su factura de calefacción y agua caliente hasta en un 80 por ciento.